Todo lo relacionado con la Medicina Actual
x

Efecto de la dieta rica en n-3 ácidos grasos poliinsaturados en la inducción de taquicardia ventricular en pacientes con miocardiopatía isquémica.

junio 16th, 2008 Posted in Nutricion
Compartelo en tus redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El aumento del consumo de pescado y / o aceite de pescado se asoció con una disminución del riesgo de muerte súbita cardiaca (MSC).

En un estudio con pacientes con enfermedad de las arterias coronarias e implantación de un desfibrilador, se encontró que la toma diaria de complementos con cápsulas de aceite de pescado (3 g) por un periodo de 6 semanas ejercía efectos antiarrítmicos.

El objetivo fue valorar  los efectos del aceite de pescado en la inducción de la taquicardia ventricular (TV), y sus conexiones con la muerte cardiaca súbita.

Tras el estudio inicial, 12 pacientes consumieron 3 g / d de encapsulado de aceite de pescado durante aproximadamente 6 semanas,  otros 14 pacientes sin la manipulación dietética. Los sujetos fueron sometidos a estudios electrofisiológicos antes y después del tratamiento para determinar la agresividad de la estimulación requerida para inducir TV.

Resultados: después del tratamiento, se encontró que los sujetos en el grupo del aceite de pescado eran significativamente menos propensos a tener TV. Concretamente, en el grupo del aceite de pescado, 42% de los sujetos no tuvieron TV inducida (comparado con el 7% en el grupo de control), el 42% requirieron una estimulación mas agresiva para inducir la TV (comparado con el 36% en el grupo de control), el 8% requirió una estimulación idéntica (comparado con el 36% en el grupo de control), y el 8 % requirió menos estimulación (comparado con el 21% en el grupo de control).

En conclusión, la dieta con suplementos de ácidos grasos disminuyó la inducción de TV en pacientes con riesgo de MSC. Estos hallazgos sugieren que la dieta de aceite de pescado puede tener un efecto antiarrítmico.

Metcalf RG, Sanders P, et al, Am J Cardiol, 2008; 101(6): 758-61

Compartelo en tus redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

You must be logged in to post a comment.