Todo lo relacionado con la Medicina Actual
x

Taponamiento Cardiaco

junio 6th, 2008 Posted in Cardiologia
Compartelo en tus redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

Concepto

El taponamiento pericárdico (TP) es un síndrome clínico-hemodinámico potencialmente fatal, que resulta de la compresión del corazón por la acumulación de líquido, pus, sangre, coágulos o gas en el espacio pericárdico. Esta variante de enfermedad pericárdica aguda constituye una emergencia médica, por lo que su diagnóstico y tratamiento en forma precoz son de vital importancia.

El derrame pericárdico (DP) que lleva al paciente a esta situación puede evolucionar en forma aguda o crónica. El TP representa la fase de agotamiento de los mecanismos de compensación por el incremento de la presión intrapericárdica y expresa la dificultad en el retorno venoso y la consecuente reducción del gasto cardíaco

Epidemiología.

Si bien las etiologías más frecuentes son las enfermedades oncológicas, existe una gran variedad de entidades que pueden causar derrame pericárdico y exponer al paciente a una situación crítica como es el TP. Dentro de ellas se encuentran la pericarditis urémica, idiopática; el hemopericardio ­ya sea de origen traumático como postoperatorio­ asociado a pacientes anticoagulados; enfermedades autoinmunes e infecciosas.

Fisiopatogenia.

Tras la acumulación de líquido en el espacio pericárdico se produce una alteración de las presiones intracardíacas que es compensada en primera instancia por la distensión pericárdica y la presión de llenado ventricular.

Una vez sobrepasado el volumen de reserva pericárdico la descompensación hemodinámica sin tratamiento conduce al colapso de las cavidades cardíacas.

Manifestaciones clínicas típicas y variantes.

La presencia y gravedad de las manifestaciones clínicas depende de la velocidad de acumulación del líquido. En su mayoría se trata de signos y síntomas inespecíficos tales como la disnea, taquipnea, taquicardia, hipotensión arterial, pulso paradójico, ingurgitación yugular, etc.

El roce pericárdico puede estar presente en el TP. Los sonidos cardíacos pueden estar disminuidos por el efecto atenuante que produce el líquido pericárdico, así como por la disminución de la función cardíaca. Muchas veces es posible palpar un latido apical, que puede llegar a ser prominente en aquellos pacientes con cardiopatía dilatada preexistente o en los que presentan adhesiones pericárdicas anteriores o apicales

Existen además ciertas variantes de presentación como:

Taponamiento pericárdico de baja presión Es una forma de presentación que se da en pacientes con TA diastólica de las cavidades derechas entre 6-12 mmHg. Los pacientes hipovolémicos, con enfermedades sistémicas graves, hemorragia o cáncer, así como en aquéllos sometidos a diuresis forzada son más propensos a presentarse de esta forma

Taponamiento pericárdico hipertensivo Presenta las características típicas del TP pero con registros de TA que rondan los 200 mmHg. Se atribuye a una estimulación beta-adrenérgica excesiva y suele darse en pacientes hipertensos

Taponamiento pericárdico regional Asociado fundamentalmente a posquirúgicos cardíacos, un DP loculado que puede estar asociado con adherencias posquirúrgicas comprime alguna zona aleatoria del corazón. Es una eventualidad que ocurre con mayor frecuencia en pacientes que han sido sometidos a cirugía valvular.

Infarto de ventrículo derecho Aunque es infrecuente, también puede complicarse con un TP regional por un DP loculado. Si este DP produce taponamiento selectivo del corazón derecho el PPa puede estar ausente.

Pericarditis efusivo-constrictiva Finalmente, la presencia de constricción en un paciente con TP, denominada pericarditis efusivo-constrictiva, presenta características de ambos procesos. Con esta infrecuente forma de presentación, a pesar del drenaje del DP, los pacientes evolucionan desfavorablemente dado que el pericardio visceral provoca constricción del corazón aun con espacio pericárdico libre.

Algoritmo diagnóstico-terapéutico: niveles de evidencia e indicaciones.

Para la confirmación del TP y la detección de causas subyacentes contamos con una serie de pruebas útiles como el electrocardiograma, radiografía de tórax, ecocardiografía-doppler, tomografía computarizada, resonancia magnética y cateterismo cardíaco.

Ekg de un taponamiento cardiacoEkg de un taponamiento cardiacoEkg de un taponamiento cardiaco

Electrocardiograma en el taponamiento pericárdico que muestra el patrón de alternancia eléctrica característico.

ecocardiograma de un taponamiento cardiaco

Ecocardiografía bidimensional en eje corto de cuatro cámaras que pone de manifiesto la pun derrame pericárdico masivo. Obsérvense los cambios posicionales del corazón dentro de la cavidad pericárdica durante el ciclo cardíaco, responsable de la alternancia eléctrica registrada en el electrocardiograma. DP: derrame pericárdico; VI: ventrículo izquierdo; VD: ventrículo derecho; AD: aurícula derecha.

Tratamiento.

Los pacientes que presentan TP clínico crítico deben ser sometidos a drenaje pericárdico urgente con un nivel de recomendación clase I.

La elección entre drenaje quirúrgico o percutáneo varía en cada centro, dependiendo de la habilidad y disponibilidad del equipo médico.

En el 60%-70% de los casos la pericardiocentesis resuelve el cuadro.

Extracto de  Medicine. 2005;09:2951-60. OA Blasco.  E Sanabria.  JA Álvarez Fernández.  M Maynar Moliner. 
Compartelo en tus redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

You must be logged in to post a comment.