Todo lo relacionado con la Medicina Actual
x

Cáncer de Testículo

Junio 4th, 2008 Posted in Oncologia
Compartelo en tus redes SocialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Epidemiología.

Los tumores de células germinales testiculares (TCG) son raros.

El tumor germinal testicular representa el 1% de todos los tumores malignos en varones, pero es la neoplasia más frecuente en hombres de edades comprendidas entre los 20 y 35 años, con tres picos de máxima incidencia: la infancia, entre los 25 y 40 años, y por encima de los 60 años.

La incidencia de este tumor varía significativamente en función de la zona geográfica, siendo máxima en países como Escandinavia, Alemania, Suiza y Nueva Zelanda, y mínima en Asia y África.

Factores predisponentes.

Un 10% de los pacientes con criptorquidia pueden desarrollar un TCG testicular.

El antecedente previo de TCG, alteraciones cromosómicas como los síndromes de Klinefelter y de Down, también suponen un aumento del riesgo.

Otros factores, como un traumatismo previo, orquitis vírica secundaria a parotiditis, el uso de ropa interior térmica que eleva la temperatura escrotal, diversos deportes como montar a caballo, o motociclismo no parecen estar relacionados con el desarrollo de TCG.

Patología.

El 50% de los TCG son seminomas y los no seminomatosos son el adenocarcinoma embrionario, tumor del seno endodérmico, coriocarcinoma y teratoma.

Etiopatogenia.

Se ha identificado un marcador cromosómico de los TCG, un isocromosoma del brazo corto del cromosoma 12.

Clínica.

La presentación más frecuente es como una masa testicular indolora, aunque también pueden presentarse como dolor-inflamación testicular.

Otros síntomas que se pueden presentar son dolor de espalda y/o abdominal, náuseas, vómitos y estreñimiento, debido a afectación ganglionar retroperitoneal.

Puede aparecer ginecomastia en un 5% de los casos y suele ser bilateral. Los pacientes con enfermedad diseminada normalmente presentan síntomas relacionados con la diseminación linfática o hematógena, como dolor torácico, tos, disnea en el caso de adenopatías mediastínicas o metástasis pulmonares.

Los tumores extragonadales suelen presentar síntomas relacionados con la compresión o invasión de estructuras adyacentes.

Diagnóstico.

Se basa en la sospecha clínica, la ecografía testicular y la determinación sérica de marcadores (beta-HCG y alfafetoproteína, LDH y FA placentaria).

Estadificación y pronóstico.

Se basa en la realización de TAC y la búsqueda de afectación ganglionar mediante el sistema TNM, y clasificación en cuatro estadios y tres categorías pronósticas.

Tratamiento.

Basado en la estadificación mediante cirugía, radioterapia y quimioterapia con esquemas que incluyan platino.

Extracto de Medicine. 2005;09:1741-8. F Navarro Expósito.  R Molina Villaverde.  JI Martín Valadés.  M Arroyo Yustos. 
Compartelo en tus redes SocialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

You must be logged in to post a comment.

  • Enlaces de Interes

  • Partner links